CÓMO AUTOMATIZAR LAS SECUENCIAS DE EMAIL MARKETING

, , , , ,

Automatizar el email marketing puede ayudarte mucho a incrementar tus ventas. Las secuencias de email son series automatizadas de emails que pre-cualifican los leads en un estadio primerizo (cuando aún no están preparados para ser tus clientes).

Su objetivo es preparar a los leads para la venta.

Se trata de una serie de correos automatizados que se activan cuando un suscriptor realiza una determinada acción, y tiene unos objetivos concretos:

  1. Dar la bienvenida y compartir material con el objetivo de educar a tu audiencia.
  2. Recoger información para conocer mejor a tus lectores y poder segmentar la lista de suscriptores: crear correos específicos y mantener la conversación adecuada según su perfil.
  3. Vender un producto o servicio.

La automatización de las secuencias de email marketing es una herramienta que debes explotar para que tus suscriptores se conviertan en clientes.

El 50% de los leads que llegan a tu lista no están preparados para comprar.

Es por ello que necesitas procesos que los hagan madurar.

Estos suscriptores son potenciales clientes por todo el trabajo previo de contenidos que ya has realizado: por las newsletters que les envías periódicamente conocen el tipo de contenidos que publicas y ya confían en tu marca.

Durante semanas se trabaja esa relación para educar al lector y obtener lo que se denomina leads cualificados.

Para que nos entendamos: son seguidores que saben que lo que ofreces es bueno y están listos para dar un paso más y comprar lo que vendes.


Tipos de correos automatizados y los objetivos que te ayudan a alcanzar.

• Automatización por suscripción a listas.

Puedes programar una serie de envíos automáticos para darle la bienvenida a tus nuevos suscriptores. Es un muy buen recurso para comenzar a fortalecer el vínculo con tu potencial cliente desde el primer momento. Y es un amanera muy sencilla de comenzar a automatizar el email marketing.

• Automatización por fechas programadas.

Sirve para enviar campañas automáticamente en una fecha específica, como el cumpleaños de tus suscriptores o el vencimiento de una factura.

Este tipo de Emails pueden tener tres objetivos: 

  1. Fidelizar a tus suscriptores (en casos como el saludo de cumpleaños).
  2. Notificar algo, dar alguna información relevante de tu empresa.
  3. Vender algún producto o servicio que ofrezcas en tu empresa.

Puedes automatizar todo tipo de campañas de venta.

Automatización RSS.

Se trata de elegir una frecuencia para que todos los suscriptores de una lista determinada reciban las actualizaciones de los últimos posts de tu Blog o sitio de noticias.

En este caso, el objetivo sería el posicionamiento de marca y el incremento del tráfico en el Blog.

Automatización por comportamiento en campañas anteriores.

Con esta funcionalidad puedes programar el envío de determinados Emails, en función de las acciones que ejecutan tus suscriptores en las campañas y los intereses que esas acciones nos revelan.

Lo puedes utilizar en diferentes etapas del Customer Journey: para acelerar la conversión en una etapa avanzada, para enviar contenidos relevantes para cada suscriptor o para cualquier otro objetivo que te marques.

Una cosa muy, muy importante que has de tener en cuenta es que las protagonistas de esos correos, en este caso orientados a la venta, son las emociones.

Las secuencias de emails preparan a tus leads para la venta
Las secuencias de emails preparan a tus leads para la venta

Los 3 elementos que despertarán las emociones y potenciarán tus ventas: ganancia, lógica y miedo.

Ahora entra en acción la secuencia de correos necesaria para llevar a esa persona de la mano hasta que meta sus datos bancarios y haga clic en el botón de compra.

Los procesos de venta están tan estudiados que poner en duda que esto funciona es como dudar que mañana, cuando amanezca, volverá a salir el sol.

Ahora bien, entender la lógica de esos correos y aplicar algunos consejos de copywriting te ayudará a pulir tus mensajes de venta hasta que consigas activar la tecla emocional de compra en tus seguidores.

Como te decía, los suscriptores son público templado o caliente porque ya existe una relación y conocen tu marca.

O tal vez han consumido un contenido que responde a alguna de sus necesidades, como un taller, y están preparados para pagar.

Por eso estos correos son breves y van al grano.

Elemento 1: la ganancia.

El objetivo de este correo es dejarle claro a tu potencial cliente qué ofreces y por qué le interesa.

Por eso debes estructurar la información a prueba de escaneadores, y aquí las viñetas te ayudarán a ofrecerle un listado de todo lo que puede ganar gracias tu oferta.

En este punto, cuidado con enredarte contándole las características de tu producto o servicio, porque la conexión emocional la activarás a través de los beneficios.

Debe percibir el valor de dar ese paso, y eso se traduce en que visualice aquello que va a conseguir o cómo tu ayuda le va a facilitar la vida en algún aspecto.

Tu potencial cliente quiere conocer los resultados de hacerte caso y dar el siguiente paso sin que le queden dudas y sin correr riesgos. Y aquí tu texto debe ayudarle a imaginar cómo se va a sentir cuando lo consiga.

Elemento 2: la lógica.

El objetivo de este correo es explicar de forma directa y sin rodeos por qué es una buena idea comprar tu producto o servicio.

Es decir, este correo profundiza en el proceso de compra: debes dejar claras las razones por las cuales deben aprovechar esta oportunidad.

Puedes empezar el correo interpelando al lector y mostrándole tu sorpresa por el hecho de que no haya pasado a la acción y todavía no haya comprado tu producto o servicio.

Al final del correo tienes que mostrarle que, si realmente quiere lograr eso que tanto desea, la compra de tu producto o servicio es el paso definitivo que tiene que dar.

En el cierre de este segundo correo, donde se avivan las emociones a través de la lógica, puedes aprovechar para invitarle a que pregunte y resuelva sus dudas.

Elemento 3: el miedo.

En este correo te lo juegas todo, así que es el momento de poner toda la carne en el asador. Para ello, vamos a recurrir a esta emoción tan potente que nos impulsa a actuar: el miedo.

El objetivo es que tu potencial cliente vea —y sienta— qué es lo que puede suceder en caso de no aprovechar tu oferta.

Porque esa persona realmente no quiere tu ayuda. Lo que de verdad desea es conseguir o evitar algo.

No se trata de asustarlo ni de hacerle sentir mal, sino de que sienta vértigo imaginándose las consecuencias negativas de no hacer negocios contigo.

El miedo a perder es más poderoso que la satisfacción de ganar, y eso es lo que nos impulsa a actuar. Y este es el momento de utilizar esta estrategia a tu favor.
Porque el miedo a perder es más poderoso que la satisfacción de ganar, y eso es lo que nos impulsa a actuar. Y este es el momento de utilizar esta estrategia a tu favor.

Trabaja esta emoción sin resultar agresivo.

Utilizar el miedo está muy bien siempre y cuando no lo hagas de modo agresivo y esté alineado con tus valores y tono de marca.

En este último correo puedes trabajar el miedo de tres formas:

  1. Volviendo a incidir en los puntos de dolor.
  2. Recordándole cómo se encuentra ahora mismo.
  3. Animándole a actuar antes de que termine el plazo.

Este ejemplo de correo se centra en recordarle a su cliente cómo se seguirá sintiendo si no toma la decisión de trabajar con su marca.

Esta emoción funciona tan bien porque tus clientes siempre dejan la compra para el último momento y porque, en el fondo, tu cliente tiene más miedo a perderse o a quedarse fuera de algo que a cualquier otra cosa.

Muchas veces las consecuencias negativas son precisamente eso que quiere evitar a toda costa: quebraderos de cabeza, retrasos, perder dinero, sentirse indefenso o sin recursos para afrontar una situación, etc.

Es también un correo de última hora para invitarle a hacer algo, así que debes insistir en la escasez y en la urgencia.

Para cerrar este tercer e-mail y la secuencia de venta, recapitula toda la oferta y subraya qué es lo que pierde si no actúa.

Esta es la continuación del correo anterior: después de los puntos de dolor, recapitula la oferta y te propone «hacer un cambio real en tu vida».

Recuerda que mostrarles lo que podrían perderse es tu ventaja competitiva. Es decir, lo que hará que tus potenciales clientes opten por trabajar contigo antes que con otra empresa, sin tener en cuenta el precio.


11 disparadores mentales para animar las ventas en tus emails

Utiliza disparadores mentales para crear tu secuencia de emails irresistible
Utiliza disparadores mentales para crear tu secuencia de emails irresistible

Para finalizar te voy a detallar 11 disparadores mentales que, si los utilizas bien, te van a ayudar a vender a través de tus emails.

Utiliza cada uno de ellos en un email de tu secuencia de email marketing.

Aquí tienes:

  1. Algo que te posicione como un experto en la materia, que te otorgue la autoridad necesaria para que lo que le cuentes sea creíble.
  2. Toca su dolor, su dolor muy profundo. Qué lo produce y qué circunstancias lo agravan. Cómo ese dolor influye en su día a día.
  3. Una promesa potente. Explica qué solución le ofreces para su dolor y cómo estará después de aplicarla.
  4. Dedica un email a rebatir las principales objeciones que tiene tu cliente respecto a tu producto o servicio.
  5. Testimonios de otras personas que han estado donde ahora está tu prospecto y cómo se decidieron a apostar por tu solución.
  6. Justifica con razones las decisiones que tu cliente toma emocionalmente. Razones para él y para su socio o cónyuge.
  7. Dale alas a sus aspiraciones, que sienta que sus sueños no son inútiles, que hace bien en soñar.
  8. Empatiza con sus fracasos, que sepa que todo el mundo tiene una dosis de fracasos y que no pasa nada.
  9. Evita sus temores, elimínalos. Temor a tomar una mala decisión, a no ser capaz de lograrlo, a fracasar, a no tener tiempo…
  10. Que se sienta comprendido y acompañado en sus sospechas. Y que piense que tiene razón en aquellos juicios que ha realizado.
  11. También que sienta que sus enemigos son tus enemigos también. Nada une más que tener un frente común, algo o alguien a quien combatir.

Estos 11 email unidos son letales.

No hay prospecto que se resista.

Es más, si se resiste, no es tu cliente.

Espero que, a partir de ahora, introduzcas el Email Marketing en tu Plan de Ventas.

Si necesitas ayuda para perfeccionarte en su uso, aquí te dejo una formación que tenemos en LA ESCUELA DE VENTAS.

Se trata del curso EMAIL MARKETING PARA VENDER y puedes acceder a él en el siguiente enlace:

enlace al programa EMAIL MARKETING PARA VENDER

Y tú, ¿ya utilizas el email marketing en tu estrategia de ventas?

¿Tienes dificultades para obtener resultados?

Cuéntame.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *