Hay una forma sencilla de vender en internet.


Sin volverte loco con las estrategias.

Sin volverte loco con las herramientas.

Sin que aprendas mil habilidades nuevas que nunca vas a dominar.

La forma más sencilla de vender en internet es ser egoísta, pensar en ti.

Aprovecharte de lo que sabes hacer, solo de lo que sabes hacer muy bien.

Estudiar muy a fondo qué problema gordo, gordísimo, le resuelves a tu potencial cliente con eso que sabes hacer.

Hacer un informe de cómo cambia la vida de tu potencial cliente después de pasar por tus manos, después de consumir tu producto o contratar tu servicio.

Solo esas 3 cosas has de hacer.

Pero, eso sí, esas 3 cosas han de estar muy bien hechas.

Después tu única tarea es elaborar los mensajes adecuados y analizar cuál es la mejor forma de hacer llegar esos mensajes a tu cliente ideal, el que te compra.

Y ya está.

Sin entrar en pánico por no dominar las herramientas de internet.

No es tan difícil.

Enviar un correo no es difícil.

Usar las redes sociales tampoco.

Además, hay profesionales que te pueden echar una mano para que no te agobies.

Pero no quieras construir un transatlántico el primer día.

Con un velero llegarás igual, evaluarás tu propuesta y tomarás decisiones bien fundadas para el futuro.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *