ESTRATEGIA DIGITAL O ESTRATEGIA PRESENCIAL

,
ESTRATEGIA DIGITAL

Pero ¿Qué pregunta es esa? ¡Las dos!

Si quieres tener un negocio que funcione, si quieres que tu proyecto de venta llegue a las cotas más altas, debes establecer desde el principio una ESTRATEGIA DIGITAL y una ESTRATEGIA PRESENCIAL.

 

Es curioso como las personas nos bloqueamos en nuestras decisiones por falta de planificación.

 

Te voy a contar mi caso personal porque creo que las cosas como mejor se entienden es con ejemplos. Y, sobre todo, con ejemplos con los que nos podamos sentir identificados.

Cuando yo empecé con mi proyecto propio, con mi empresa, hace más de 10 años, no existían las funcionalidades de internet tal y cómo las usamos hoy.

Si, todos teníamos internet en el ámbito laboral. Pero aún existían muchas empresas que no basaban su día a día en la red. Y es que, en realidad, usábamos el correo electrónico y teníamos una página web. O consultábamos las webs de la competencia y poco más. A ningún emprendedor o empresario de pyme se le ocurría que ese dinero que se había gastado haciendo una web, le pudiera servir de algo. Los comerciales consultaban los listados de empresas en los directorios para visitarlas, pero poco más.

Es decir, seguíamos replicando los modelos de trabajo antiguos, los mismos que se hacían en la era preinternet.

Lo único que cambiaba era que, en lugar de ir a comprar una guía donde aparecían todas las empresas de un determinado municipio o de una determinada asociación profesional, entrábamos en la web de la asociación que queríamos abordar.  O en la del Ayuntamiento del municipio que queríamos visitar, nos imprimíamos el listado de las empresas que allí figuraban. Y actuábamos de la misma forma que cuando teníamos las guía de papel.

¿Te suena esto?

 

Esto es lo que se hacía porque internet era un canal estático. Que no nos permitía entrar en contacto con nuestros potenciales clientes para que nos contaran qué les parecía nuestra oferta. Qué necesidades tenían, cuál era su problema número uno.

 

De esta forma, perdíamos mucho tiempo y dinero en visitar a clientes con ofertas que ni les interesaban ni necesitaban. Y dejábamos de ofrecerles otras que si las necesitaban pero nunca llegamos a enterarnos.

Esto es lo que hice yo con mi negocio. Y no me fue mal. Era lo que había que hacer. Localicé un montón de listados de empresas de diferentes ámbitos. Listados de Colegios Profesionales, de Asociaciones Empresariales o Profesionales, listados de empresas de un determinado municipio. Y las llamaba para concertar una cita o directamente me presentaba en sus instalaciones. Era la mejor forma de llegar a donde quería llegar, de presentarme a cuanta más gente, mejor y de obtener resultados rápidos. Vaya por delante que, a día de hoy, ESTO HAY QUE SEGUIR HACIÉNDOLO.

 

Aunque hoy todo esto ha cambiado. Hoy no necesitamos llamar uno por uno a todos los miembros de un listado para ofrecerles nuestro producto o servicio porque el potencial cliente ya ha buscado lo que quiere. Y no necesita que tú se lo presentes porque internet ya lo ha hecho por ti.

 

Antes de seguir quiero hacer una pequeña aclaración. Hay muchos emprendedores que consideran que los tiempos han cambiado y que ahora ya no se lleva la “visita puerta a puerta” ni las llamadas para concertar visitas de venta porque estos métodos están obsoletos.

Mira, yo no sé si están obsoletos o no, pero lo que no podemos hacer es dejar un viejo camino sin antes tener claro cuál es el camino nuevo que vamos a seguir.

 

No podemos dejar de hacer visitas para captar clientes sin antes haber establecido una estrategia clara para que los clientes nos encuentren a nosotros.

 

Y, encima, pretender que esta ESTRATEGIA DIGITAL sea gratis. Gratis los conocimientos que necesitamos para aplicarla y gratis los métodos por los que los clientes llegarán. Pues no. No es gratis. Como antes no era gratis la inserción de un anuncio en una revista o una valla publicitaria… Ni eran gratis los conocimientos que la gente adquiría para saber diseñar un anuncio o redactar un mensaje para una radio glosando las bondades de nuestro producto.

Pero todo esto se nos ha olvidado. Y, ahora, no queremos salir a vender a la calle, ni hacer llamadas telefónicas porque “el email es muy guay y hace esto por mí y gratis”. Jajajaja.

Así que, yo siento ser portadora de malas noticias.

 

Pero, si quieres triunfar con tu proyecto, necesitarás salir vender, hacer llamadas telefónicas a tus potenciales clientes. Y gastarte dinero en formarte en ESTRATEGIA DIGITAL y en herramientas que te van a permitir llegar a más potenciales clientes.

Y con esto sí que está el éxito asegurado.

 

Cómo te he dicho, voy a contarte mi caso particular respecto a este tema. Es curioso, pero me di cuenta de que me resultaba muy difícil compatibilizar la ESTRATEGIA DIGITAL y la ESTRATEGIA PRESENCIAL para un mismo proyecto.

Yo iba haciendo las tareas que correspondían a cada proyecto por separado y obteniendo resultados. Hasta que un día, analizando cada caso. Me percaté de que en unos proyectos diseñaba una estrategia de acercamiento al cliente de forma offline y, en otros, diseñaba una estrategia totalmente online. Yo misma me sorprendí de este hecho porque no era premeditado (de ahí lo importante de analizarlo todo, evaluarlo y medirlo).

 

Entonces pensé que porqué no me enfocaba en hacer, para cada proyecto, un mix de ambas estrategias.

 

Es decir, ¿por qué no combinar una llamada telefónica para concertar una visita, la realización de la visita de venta y el seguimiento mediante una estrategia de Email-Marketing que me llevará a lograr la venta? O ¿una captación de potenciales clientes a través de las redes sociales y una visita presencial a continuación para presentarle al prospecto mi producto?

Y, en ambos casos ¿por qué no le entregamos al cliente algo nuestro de forma gratuita para que nos conozca y pueda confiar en nosotros y en nuestro producto?

Este cambio de mentalidad supuso un antes y un después en mis resultados y en los resultados de mis clientes porque la facturación creció de forma exponencial.

Pero, no nos olvidemos.

 

Esto no se puede hacer sin tener un plan. Todo tiene un plan.

 

Es algo que no me canso de repetir en todos mis cursos, mis posts y en cualquier lugar donde tengo ocasión de manifestarlo.

Es muy importante recordar que cualquier potencial cliente, después de una visita tuya de ventas, va a acudir a internet para ver qué dice la red de ti y qué dices tú en la red. Y, si cuando te buscan, no te encuentran, olvídate. Nunca sabrás nada más de ese potencial cliente. En ocasiones es peor que no estés presente en la red a que tengas algún comentario negativo. Ya sabemos que no le puedes gustar a todo el mundo y los comentarios negativos pueden existir. Pero el consumidor sabe distinguir a los amargados que pueblan internet rápidamente y sabe cuándo un comentario no es importante, aunque no sea demasiado bueno. Pero, que no existas… eso no gusta.

Y, una última cuestión que no quiero que se me pase por alto. En internet, en las redes es muy fácil estar. Es muy fácil parecer que todo nos va fenomenal y que somos los mejores profesionales del planeta. Pero, como te he dicho antes, el consumidor es muy inteligente y enseguida detecta al impostor. Al que no tiene ni idea, al que te quiere enseñar a hacer algo que él no ha hecho en su vida. Y, esto es lo peor que te puede pasar.

 

Tú eres una marca y detrás de una marca siempre debe haber una labor, una experiencia y un saber hacer.

 

No lo olvides. La marca debe ser cómo la punta del iceberg: lo que vemos. Pero el grueso del iceberg está debajo.

Si tu problema es que no sabes como combinar ambas estrategias, te diré que es muy fácil. Hay herramientas fabulosas con las que te sentirás muy cómodo trabajando. Y para llegar más lejos con tu ESTRATEGIA PRESENCIAL sin necesidad de grandes desplazamientos, existen metodologías de videoconferencias para sesiones en vivo individuales o colectivas.

Tenemos muchísimas opciones. Y son gratis muchas de ellas. Solo hay que hacer el esfuerzo de tratar de descubrirlas y aplicarlas.

Y tú, ¿estás dispuesto a dar el salto?

¿Vas a implementar ambas estrategias o lo estás haciendo ya?

Cuéntame cómo te las has arreglado en tu caso particular. Te espero en el mail y en los comentarios.

¡Ah! Y no te olvides de compartir en las RRSS si te ha parecido interesante este artículo.

    

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *