La gran mentira de los negocios online


Te preguntas cómo puede ser.

No entiendes qué está pasando.

Y te sientes culpable. Algo has hecho mal.

¿Es posible?

Hace tiempo que montaste tu empresa, una empresa tradicional.

O te estableciste por tu cuenta al acabar tu formación.

Ya sabías que era complicado abrirse camino, pero lo tenías asumido.

Te moviste aquí y allá para captar tus primeros clientes. Las recomendaciones y conocidos funcionaron en un primer momento.

Después llegó el boca-oreja y te defendiste bien, todo hay que decirlo.

Pero pronto te diste cuenta de que, de esta forma, no lograbas una continuidad. No controlabas tú la entrada de clientes.

Ahí fue cuando te hablaron de los negocios online, de la transformación digital, de los negocios del futuro…
Internet.

Entonces lo viste claro. Esa era la fórmula.

Además, los “expertos” en negocios digitales prometían resultados rápidos y fáciles.

¿Cómo no lo habías pensado antes?

Decidiste empezar con ello.

Había que invertir, eso era cierto, pero no era problema porque el retorno estaba asegurado.

¿Sí? ¿Asegurado?

Pronto notaste que algo no iba bien. No te salían las cuentas, no había coherencia en las inversiones que hacías.

De hecho, no sabías el objetivo de cada una de ellas.

No había orden. Llegó el caos a tu negocio.

Ahora tenías menos prospectos, entraban menos potenciales clientes a los que vender.

Y volviste tu mirada al sistema tradicional.

Renegaste de los mercados digitales.

¡No!

No debes renegar del mundo online.

No debes abandonar la idea de llevar a cabo la transformación digital de tu negocio.

Internet sigue siendo un camino necesario, allí hay u montón de herramientas que hay que ordenar y usar.

Tampoco abandones las acciones presenciales, el mundo tradicional.

El secreto está en usar ambos y combinarlos con una estrategia ganadora.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *